Perderme en tus surcos… Daniel Ketchum: “Resonance Of Echoes”

¿Cómo llegaste hasta aquí? ¿De qué remota dimensión viniste? ¿Encontraste la belleza y nos la quieres mostrar? En este su último trabajo, Resonance Of Echoes, Daniel Ketchum nos aproxima en una carrera, entre vertiginosa y sinuosa, al Reino de abandonarte en tus pensamientos… o también dejarte arrastrar un poco por ellos. Me le imagino en su estudio… elaborando secretas recetas para el espíritu, en las que usted, querido lector, pondrá el ingrediente fundamental. Sigue leyendo

Anuncios

Paul Vens & Friends: “Serenity, voice of the heart”. Elevada vibración que mana naturalmente desde los Países Bajos

“Serenity, voice of the heart”, es el título de este album de Paul Vens & Friends, cuya alma mater es el polifacético artista holandés Paul Vens. Entre la jungla ruidosa y artificial que muestra gran parte del panorama musical indie, encontrar una obra como esta es algo ciertamente inusual y -por su  especial calidad-, es asimismo digno de celebrar y reseñar con esta review. Sigue leyendo

Michael Lyon: “Pictures”. Un canto a la Vida a través de la luz de California

102914-lyonmpk05-jpgHabía una vez un entusiasta educador cuyo espíritu rebosaba creatividad y ánimo fraternal, pues promovía en sus estudiantes la sed de conocimiento, de manera que ellos mismos pudieran florecer, ampliando sus consciencias; y así lo sigue haciendo, felizmente. Sin embargo, este entrañable maestro californiano llamado Michael Lyon, siempre tuvo un gran amor, su gran amor -la música-, que fue germinando y cultivándose tranquilamente en su interior hasta florecer y dar fruto en un radiante, maduro y nutritivo album titulado Pictures (2016). Sigue leyendo

Alberto Lombardi: “American Anthem”. Exquisito finger style acústico en la versión conmovedora de un clásico

102327-alberto_lombardi

Cuando un virtuso de la guitarra acústica, enamorado del finger style y enraizado en el arte de maestros como Chet Atkins y Tommy Emmanuel, siente el impulso de revisitar una legendaria y épica pieza clásica, surgen maravillas como la que vamos a compartir ahora con el oyente.

Este talentoso y experimentado guitarrista de primera línea es el italiano , y la obra que brinda a nuestros sentidos es America Anthem, el famoso Himno estadounidense, que en esta versión no solamente nos trae los pasajes menos conocidos de esta pieza, compuesta originalmente en el siglo XIX; sino que además todo el conjunto -incluída la famosa melodía que casi todo el mundo conoce- suena aquí realmente impresionante, fresco, dulce y conmovedor, siendo una amalgama perfecta entre la delicada musicalidad de la acústica de Alberto y una orquestación magnífica, vibrante.

Para este su primer lanzamiento con Kunduru Music, Alberto ha contado con la ayuda del productor Joseph Baldassare y del orquestador Andrew Barrett.  El resultado no puede ser mejor, y es que, para este singular guitarrista, artista y productor discográfico italiano, sus principales intereses no son otros que “guitarra, grandes canciones y grandes grabaciones”. Vaya que sí.

Shotgun Bill: “The B-Sides”. Esa voz y country-rock (a-billy) del Jersey Shore

100872-bass

Bill Anania (aka Shotgun Bill) fue engrosando su bagaje musical sin prisas, desde aquel 1973 en el que empezara a tocar el bajo, acompañando a bandas en sus tiempos juveniles de la escuela secundaria y la universidad, hasta que la vida lo llevó por otros derroteros profesionales.

Pero todo tiene su sentido en la vida, y en 2012 nuestro protagonista regresó al mundo musical de la mano de Frank Patrouch, sacando ambos -como Frank & Bill- el disco One Good Line (2015), que les llevó a recorrer pubs/cafeterías con su propia interpretación del country rock de los años 70. Pero esto también fue el prolegómeno no solo de un nuevo disco del duo en este año (Unplugged and Uncouth), sino -en lo que aquí nos ocupa- del disco en solitario (The B-Sides, 2016) que Bill había estado gestando durante treinta años, nada menos. Ha valido la pena esta larga espera, porque el resultado es muy grato al oído y al alma, además de original y sugestivo, empezando por la misma voz de Shotgun, tan peculiar, canora y única.

Así, versatilidad, frescura y un agradable tono irónico-desenfadado (tanto en música como en letras) recorren las diez canciones de este album que rezuma madurez y naturalidad acústica, donde hallamos inclusive ciertos efectos de sonido ambiente muy resultones, ingeniosamente añadidos. Podemos decir que esta obra es un bien elaborado cóctel de influencias y guiños (desde el rockabilly de la orilla del Jersey -y algún toque “psycho”- hasta los Beatles, pasando por los Rockpile), donde el country es el vehículo y aglutinante principal. Aunque seguramente es más gráfica y definitiva la descripción oficial de su estilo, como “una mezcla de rock de cafetería (o café-rock) con una onda de cantautor original”. Sea como fuere, celebramos el alumbramiento definitivo de este disco.